Vive la huerta: juego + aprendizaje… ¡Txomin!

 
Nuestro amigo Txomin Txorimaloa vuelve a mostrarnos sus rincones más bellos. Sin embargo, en esta ocasión de otra manera: hemos hecho sonar con él. 
 
Al combinar el deporte con la naturaleza, los alumnos de primaria no sólo han renovado el aliento sino que también se han llenado de fuerza.

 

En este caso los mayores de primaria han disfrutado de la oportunidad del entorno de la huerta. Además de los juegos en grupos cooperativos, aprovechando el punto de «desequilibrio» de esta tierra, tuvieron una excelente oportunidad para el cultivo del cuerpo-mente.

Seguro que pronto pueden volver a llenarse de alegría en una zona tan espléndida.
Siguiendo con la huerta…
Como las vivencias de la huerta ayudan a profundizar y desarrollar los estudios, tras estar con Txomin realizaron una maravillosa actividad sobre el otoño. ¡Qué obras de arte!

Los cambios que traen el otoño, los colores, las texturas, etc., se intentaron transmitir, ¡y conseguirlo!

 

Como pueden ver, tal y como apuntan algunos estudios, la integración urbana de los entornos y espacios naturales, o en este caso en el funcionamiento de un centro educativo, contribuye a mejorar la salud mental e interna. Es por ello que nos hemos volcado de lleno en el proyecto «Txomin ekin Baratzean Gattunk» expuesto en la noticia anterior.

Os invitamos a leer el artículo colgado aquí (escritor: Jakoba Errekondo): https://www.argia.eus/albistea/naturaz-inguratuta-hazten-diren-haurrak-heldu-zoriontsuagoak-bihurtzen-dira