¡NUEVAS INSTALACIONES Y ESPACIOS!

 

En el colegio hemos renovado un gran espacio, el patio inferior, al tiempo que hemos sacado más jugo a otro terreno, la huerta escolar – espacio natural.



Además de renovar todo el suelo del patio inferior, hemos creado una nueva zona para el disfrute de los más pequeñ@s   con los triciclos, motos y patinetes.

 

Siguiendo con las novedades, hemos instalado un nuevo parque para que sigan divirtiéndose y compartiendo grandes momentos con sus amig@s al aire libre. Aprendiendo a disfrutar libremente para vivir en libertad.

Eso sí, siempre teniendo en cuenta que iremos respondiendo a las necesidades que tiene el alumnado, adaptando y mejorando este zona de entretenimiento.

Txominekin Baratzean Gattunk!

 

La comunidad educativa de este colegio tiene claro que viendo el entorno en el que estamos, debemos aprovechar y agradecer el maravilloso ecosistema, recursos y espacio natural que nos ofrece el monte Ulia.
 

Por eso, todo el alumnado desde la guardería hasta la 4ºESO, nos hemos embarcado en un nuevo proyecto educativo creado en la propia escuela: «Txominekin Baratzean Gattunk!».

Todos los alumnos, teniendo en cuenta sus etapas y sus capacidades individuales, abordarán a lo largo de todo el curso diversas actividades en este nuevo espacio natural. Todas estas acciones se basan en los siguientes valores más significativos:

  • Responsabilidad: todos vamos a ser responsables del cuidado y desarrollo de este espacio.
  • Creatividad: fomentar las capacidades creativas (imaginación, proactividad, elaboración del pensamiento abstracto, etc.) que les ayuden en su día a día en otros espacios con la excusa de cultivar la huerta.
  • Respeto: valoración de la relación entre los seres vivos que se van a interrelacionar a lo largo de la vida (personas, animales, plantas, etc.)
  • Convivencia: a través de la colaboración de la comunidad educativa, se impulsará el trabajo en equipo, aprendiendo estrategias para que todos los participantes lleguen a consensos.
  • Interiorismo: fomentar las capacidades de reflexión individuales a través de la tranquilidad que transmite el espacio natural.

Por supuesto, todo ello teniendo en cuenta objetivos como: la agricultura (respeto a las temporadas-productos) y la elaboración de productos ecológicos, Agenda 30, la creación de vías de relación con los vecin@s, la concienciación sobre el impacto del ser humano en el medio ambiente, etc.